El lápiz

Este instrumento de dibujo, que se inventó allá por el s. XVII, está compuesto por una mina de grafito y arcilla recubierto por una envoltura, generalmente de madera. Se utiliza para realizar dibujos artísticos y trazos provisionales, ya que su principal característica es la facilidad con que pueden eliminarse dichos trazos con una goma de borrar.

Se fabrican industrialmente mezclando polvo de grafito y arcilla molidos finamente, agregando agua, formando tiras largas como espagueti, y encendiéndolas en un horno (compartimientos térmicamente aislados). Las tiras resultantes se sumergen en aceite o cera fundida, que filtra en los agujeros minúsculos del material, dando por resultado una escritura más lisa. Un tablón de enebro o de cedro de incienso con varios surcos paralelos largos se corta para formar un listón, y las tiras de grafito y arcilla se insertan en los surcos. Otro tablón acanalado se pega encima, de manera que el ensamble final es cortar todo en lápices individuales, que luego se barnizan o se pintan.

 La dureza del lápiz es la característica más importante que tenemos que tener en cuenta a la hora de decidir cuál vamos a utilizar, por eso hay que tener en cuenta el código que determina su grado a la hora de pedirlo en la  papelería.

dureza

Este código consiste en un número seguido de las letras B para lápices blandos y H para los duros. El número indica el grado de intensidad de cada letra.

Por ejemplo, el lápiz más blando es el 8B y el más duro es el 6H. Habitualmente utilizamos los lápices HB que son de dureza intermedia.

Los lápices blandos se usan en dibujo artístico ya que posibilitan utilizar ese exceso de polvo de grafito para crear efectos de sobras, volúmenes y escalas de grises.

Los lápices duros son más utilizados en dibujo técnico donde prima los trazos auxiliares que deben ser tenues y limpios.

Los profesionales del diseño gráfico disponen de colecciones de lápices que cubren cualquiera de las situaciones que se les pueden presentar a la hora de hacer dibujos.

Si después de borrar un dibujo queda un surco, es que habéis apretado excesivamente el lápiz buscando un trazo de negro intenso. Usar un lápiz más blando evitará este problema.

Los trabajos de dibujo técnico se realizan con una evolución del lápiz tradicional, el portaminas. Se trata de una mina de grafito muy fina de diferentes calibres introducida en un elemento mecánico que dispensa una nueva punta de dibujo conforme la vamos gastando al dibujar. Este instrumento asegura que las líneas mantengan el grosor adecuado en todo el dibujo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: